MANZANILLA: Variedades de la planta y usos medicinales

Aunque botánicamente se llama Chamaemelum nobile, popularmente se le conoce como Manzanilla o Camomila común.

Se trata de una hierba de múltiples usos medicinales que pertenece a la familia de las asteráceas.

Es de carácter perenne. Sus hojas son sésiles, pueden ser bi o tripinnatilobuladas, alternas y folíolos lineares.

Sus flores son muy atractivas, tienen la lígula blanca, los del disco son hermafroditas y numerosos, la corola es amarilla.Las puntas de las anteras son ovadas. En sí, la cabeza de la flor no pasa de 1cm de diámetro.

Aunque la polinización es llevada a cabo por himenópteros, la Manzanilla tiene la capacidad de autopolinizarse.

Es de origen europeo y asiático. Sin embargo, en la antigüedad crecía en Egipto y en Grecia, durante esa época ya era usada con fines medicinales.

En la actualidad ya está introducida en distintos países de América.

Variedades de Manzanilla

Existen otros tipos de esta planta. Por un lado se encuentra la Manzanilla dulce (Matricaria Chamomilla), resalta debido a sus propiedades antiinflamatorias, sedantes y antiespasmódicas, puede usarse para tratar distintas dolencias.

También está la Manzanilla de Mahón (Santolina chamaecyparissus), se destaca gracias a sus propiedades expectorantes y antisépticas.

Propiedades y beneficios

En general, la Manzanilla cuenta con múltiples propiedades que aportan beneficios para la salud y más.

Por un lado es conocida por sus suaves efectos sedantes y calmantes. Además, es beneficiosa para la digestión, ya que logra reparar y proteger la membrana gástrica.

Por ende, se recomienda cuando hay indigestión, náuseas, vómitos, gases intestinales, colon irritable, pérdida del apetito o para la enfermedad de Crohn.

Para casos de problemas con las mucosas y afecciones respiratorias, tales como sinusitis, asma o bronquitis también es funcional esta hierba.

Asimismo, por sus propiedades antialérgicas puede utilizarse para algunos casos de alergias.

Es un diurético leve, favoreciendo la eliminación de toxinas y líquidos. Ayuda en la prevención del colesterol de la sangre y en la arterioesclerosis.

Se emplea cuando existen problemas de depresión, insomnio o ansiedad, gracias a la relajación que le aporta a los músculos.

Es antiinflamatoria, sirviendo así en diferentes zonas de inflamación, como por ejemplo en las encías (gingivitis o enfermedad periodental), etc.

Para los ojos también es favorable, trabaja como colirio natural cuando hay algún problema de la vista, también es usado por laboratorios en la elaboración de gotas oculares.

Otras de sus propiedades saludables son: emenagogo (ayuda a regular la menstruación femenina), puede resultar cicatrizante en heridas, quemaduras o llagas, antihistamínica (ayuda en irritaciones de la piel), febrífuga (puede aliviar fiebres) y antiespasmódica (previene espasmos digestivos y musculares).

Otro de sus beneficios bastante conocido es para el cabello. Es especial para cabelleras claras (castaños muy claro o rubio).

Aporta brillo y luminosidad y aunque no tiñe, en los pelos dorados logra intensificar su color y le otorga reflejos más potentes.

El aceite esencial de Manzanilla está compuesto de ácido tíglico y varios sesquiterpenos, también tiene camazuleno, alesterol, ácido antémico, tanitos y antemena.

Otros usos de la Manzanilla

Esta hierba se utiliza en la elaboración de infusiones terapéuticas o tés. Además, se usa en la preparación de licores como el vermú, golosinas, confituras, dulces y helados, debido a su propiedad aromática.

Igualmente, para el entorno cosmetológico, la Manzanilla se emplea para la producción de cremas nutritivas y limpiadoras para el rostro. Con ella también se fabrican champús y tintes naturales (para aclarar).

Con las flores secas también puede hacerse mascarillas caseras. Otro de sus usos naturales se basa en añadirla al agua del baño para obtener relajación y descongestionamiento de la piel.

Contraindicaciones

No se recomienda durante el embarazo o cuando se sospeche de él (durante el primer trimestre), ya que puede provocar contracciones uterinas o incluso el aborto.

Asimismo, las infusiones de Manzanilla se deben evitar en personas alérgicas al polen o a la propia hierba y quienes padezcan de rinitis.

Tampoco es recomendable administrarlo en niños menores a los 5 años.

La Manzanilla podría interactuar desfavorablemente con otros medicamentos, entre ellos la warfarina, ticlopidina, heparina, pentofixilina y clopidogrel, todos estos son medicamentos anticoagulantes que al combinar con Manzanilla se podría propiciar una hemorragia.

Efectos secundarios

En personas sensibles podría causar dermatitis de contacto. Por otro lado, se han conocido casos de anafilaxis entre alérgicos.

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!