BOLDO: un árbol medicinal

Muy utilizado en Latinoamérica con fines medicinales y culinarios, el Boldo es un árbol endémico de Suramérica, que en regiones como Guatemala, se le conoce también como Limoncillo.

hojas de boldo

Hay vestigios de que ha sido consumido por el hombre desde unos hace 14.500 años.

Su nombre científico corresponde a Peumus Boldus y es la única especie del género Peumus. Proviene de la familia de las monimiáceas.

Se caracteriza por ser de tamaño mediano, pudiendo alcanzar hasta los 15 metros de altura.

Su crecimiento es muy lento, por lo que puede tomarle muchos años hasta llegar a su tamaño adulto. Algunas descripciones lo toman como arbusto.

Sus hojas son perennes, opuestas, ovaladas y con longitudes que pueden variar de los 3 a 7 cm. Además, poseen un fuerte aroma.

Entre agosto y septiembre, del boldo nacen pequeños racimos de unas 12 flores blancas, mientras que los frutos que da son pequeñas drupas dulces de color verde.

Tipos de boldo

Existen algunas variaciones del boldo, que aunque no provienen de la misma familia, se les conoce como “boldo” y que se pueden encontrar en diversas partes. Entre ellas están:

Boldo brasileño: en su aspecto se diferencia del boldo común por ser más triangular, tener hojas dentadas y más aterciopeladas.

Sus flores tienen una tonalidad más azulada y violeta.

Algunas de sus propiedades también cambian, como algunos principios activos. El nombre científico es Plectranthus barbatus, aunque también se le conoce por Coleus forskohlii.

Un nombre común que también se le da es “Boldo de La India”, dado que proviene de dicha región asiática.

Boldo paraguayo: Se diferencia del boldo común por crecer con mayor rapidez, y también se le conoce como “boldo rastrero” o “falso boldo”, y su nombre científico es Plectranthus ornatus.

Es una planta más tóxica, por lo cual no se recomienda ingerirla.

boldo planta

Beneficios para la salud

Los verdaderos beneficios del boldo vienen a ser medicinales más que culinarios, aunque algunas regiones lo utilicen como parte de los ingredientes en distintas recetas.

Tanto las hojas como los frutos, e incluso la corteza del tronco del boldo son utilizados para tratar ciertos padecimientos a nivel de salud.

Entre las propiedades que contiene esta planta, se pueden citar los principios activos como aceites esenciales que contienen alcanfor y alcaloides como la boldina, eucaliptol y ascaridol, además del cineol y cimeo.

En el caso de la boldina, éste es un alcaloide de gran importancia pues tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, hepatoprotectoras, inmunomoduladoras, gastroestimulantes, relajante muscular, entre otras.

El uso medicinal del boldo puede ser eficaz para estimular la digestión y tratar afecciones gastrointestinales como acidez, gastritis, flatulencia o úlceras; así como también puede servir de diurético, tratamiento para males hepáticos y genitourinarios.

Formas de uso

Del boldo se pueden utilizar tanto las hojas secas como frescas para hacer distintas infusiones medicinales.

Además, es común el uso del fruto de forma comestible, tanto crudo como cocido.

La corteza de este árbol es rica en taninos, por lo cual se emplea en la curtiduría de pieles animales en cuero.

Las hojas se hierven, machacan, cortan o licúan para hacer los distintos tipos de preparaciones, como también se suelen dejar secar para triturar.

Pero no solo son utilizadas de forma comestible, sino también tópicamente al aplicarse como ungüentos caseros o en baños calientes, para así curar magulladuras o raspones.

Algunos chamanes de culturas suramericanas, utilizan las hojas de boldo con la creencia de que también son “medicinas para el alma”, pues en altas dosis pueden causar efectos hipnóticos y alucinógenos.

Contraindicaciones

El uso de boldo en mujeres embarazadas o en etapa de lactancia debe ser suspendido, dado que en el primer caso puede ser contraproducente para la salud de madre e hijo.

En altas dosis, el boldo puede ser tóxico para la salud debido a la alta presencia de alcaloides, y algunos efectos secundarios son: mareos, vómitos, diarrea, dolor abdominal, dolor de cabeza, sobreexcitación, calambres e incluso convulsiones.

Los pacientes con problemas en las vías biliares no deben consumir esta planta ni tampoco aquellos que estén siendo tratados con medicamentos que contengan warfarina (anticoagulante), dado que puede provocar hemorragias.

Por último, el boldo estimula el apetito, por lo que no se recomienda a personas que quieran adelgazar.

Comparte esta información que será de ayuda para muchos 👇

Deja un comentario

error: Contenido protegido!!